Hablando de gastos: Lo que no se puede medir no se puede mejorar

Desde hace unos cuantos años estoy dedicado a la tarea de ayudar a las personas en mejorar su relación con el dinero. Es que en el mundo en que vivimos, el dinero se ha transformado en un factor que genera cada vez más estrés, algo que no debería ser así. El dinero pasó de ser un medio para ser un fin, a convertirse en un fin en sí mismo, y estoy convencido que ese es uno de los grandes problemas.

Sobre finales del 2016 organicé un taller enfocado en cómo planificar el siguiente año y alcanzar un objetivo financiero puntual. Cada participante llevaba su propio objetivo: salir de deudas, juntar un capital, ganar más dinero, etc. Trabajamos sobre un grupo de técnicas específicas además de buscar cambios de hábitos hacia algunos más saludables, financieramente hablando.

La cuestión es que pasado el año le fui haciendo un acompañamiento a las personas y sus objetivos y descubrí algo muy interesante: Aquellos que habían alcanzado sus objetivos, que habían logrado lo que se habían planteado, tenían una cosa en común, la de generar el hábito de registrar sus gastos.

Creo que el solo hecho de llevar el control de cómo gastamos nuestro dinero ya nos ayuda. Dejamos de ser víctimas de la circunstancias y pasamos a entender que es lo que estamos haciendo con lo que está en nuestra cuenta bancaria o en nuestros bolsillos. Y para poder llevar un registro de gastos efectivo y poder transformarlo en un hábito, o sea algo que hacemos de forma automática sin pensar, el método que escojamos debe cumplir con algunos requisitos:

Ser fácil de usar

El método que usamos no nos puede resultar complejo, ingresar un registro de gasto debería ser algo que deberíamos hacer sin pensar.

Accesible

Debo poder acceder al mecanismo desde cualquier lugar y en cualquier momento, sin perder la facilidad expresada en el punto anterior.

Analizable

La información que registramos debe poder aportarnos valor por medio de herramientas de análisis, algo sencillo que me permita buscar puntos de mejora.

ZLibra Cuentas es la aplicación que yo utilizo y la que recomiendo a todas las personas para llevar un registro de gastos. No sólo que reúne estas tres características fundamentales, sino que está adaptada a la particular realidad uruguaya, cosa que no se encuentran entre los líderes del mercado en Apps de registro de gastos.

ZLibra Cuentas nos da las herramientas que necesitamos para entender nuestra realidad financiera y tomar acciones para mejorarla. Es totalmente gratuita y accesible tanto desde un navegador como desde un teléfono.

La herramienta está disponible, ahora solo depende de nosotros querer mejorar nuestra realidad financiera.

Neurona Financiera

Rodrigo Alvarez

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *